jueves, 10 de agosto de 2017

Las Hurdes

Las Hurdes invitan al visitante a activar el modo de vida 'slow', tranquilo y sosegado, a disfrutar sin prisas.
En ese sentido, recomendamos una estancia de al menos una semana, que nos permita visitar muchos de los espectaculares rincones naturales, algunas de sus casi 40 alquerías, sus piscinas naturales en verano, su gastronomía y sus gentes.
Vale, no todo el mundo dispone de una semana, así que vamos a proponer una escapada de fin de semana como premio de consolación (visitar Las Hurdes siempre es un premio)
Hay bastantes opciones de alojamiento en Las Hurdes. Si quieres olvidarte del mundo y disfrutar de verdad puedes elegir un apartamento o una casa rural en alguna aldea o alquería.
En cualquier caso nuestra primera parada es la Oficina de Turismo situada en la Casa de la Cultura deCaminomorico, un edificio inspirado en la arquitectura típica hurdana. Allí nos darán mucha información, mapas y recomendaciones en función de la época del año, condiciones meteorológicas, etc.
El viernes por la tarde lo dedicamos a recopilar información, comprar algunos víveres y dar una vuelta porPinofranqueado y Caminomorisco, dos de las poblaciones más importantes de la comarca, situadas las dos a menos de 10 minutos en coche.
Sábado por la mañana. Desayuno hurdano con dulces típicos (olvídate de contar calorías y eso..) y nos ponemos en marcha. Nuestro primer destino: el Chorro de la Meancera.

Tomaremos siempre como referencia la EX-204, que es la principal vía de comunicación de la comarca. A la altura de Vegas de Coria sale un desvío hacia Nuñomoral.
La carretera desde Vegas de Coria (CCV-55) va bordeando el río Hurdano. Hacemos una parada en Nuñomoral para hacer unas fotos, y continuamos hacia la alquería de El Gasco, tomando el desvío hacia Fragosa (EX-368).
La pequeña población de El Gasco conserva edificios con la arquitectura típica de la zona, a base de piedra, madera y pizarra. Estas construcciones están situadas en la parte alta del pueblo. Algunas se siguen utilizando como almacén por los agricultores y pastores de El Gasco, pero ya no están habitadas.
Se puede visitar el Centro de Interpretación de la Casa Hurdana, una reconstrucción de la vivienda típica hurdana. Ojo que no está abierto permanentemente al público, es necesario llamar previamente para concertar cita (tfn. 927 434 136/23).
La ruta hacia el Chorro de la Meancera (Chorro de la Miacera) comienza en la parte baja del pueblo junto al río. Atravesamos por el puente hacia la otra orilla y seguimos la senda acondicionada que discurre en paralelo al curso del río Malvellido.
Es una ruta relativamente sencilla, sólo hay que tener precaución a la hora de cruzar el arroyo en la parte media y final de la travesía. Lo único que podemos decir es que vale la pena el esfuerzo, porque es un lugar realmente impresionante. Otro de los puntos de interés de esta zona es el que se conoce como Volcán de El Gasco, punto declarado de Interés Científico. Inicialmente se pensaba que el paraje y las rocas eran de origen volcánico, pero los estudios científicos más recientes apuntan en la dirección de que fue el impacto de un meteorito.

Se trata en cualquier caso de un lugar realmente singular al que se puede acceder por otra ruta de senderismo que parte también desde el pequeño puente que atraviesa el Malvellido (en este caso hacia la derecha). Es un trayecto más duro que el de la Meancera. Lo planificaremos sin duda para la siguiente visita a Las Hurdes.
Tomamos un refresco en un bar de El Gasco y emprendemos el regreso hacia Nuñomoral y la EX-204.
A medio camino entre El Gasco y Fragosa (poco más de 1km desde El Gasco) se encuentran los Meandros del río Malvellido. Hay un mirador en el que podemos aparcar el coche para contemplar y fotografiar esta maravilla.Llegamos finalmente a Vegas de Coria, tomamos la EX-204 y ponemos rumbo a la alquería de Riomalo de Abajo,  situada  en la parte noreste de Las Hurdes, justo en el límite con la provincia de Salamanca.
Desde Riomalo de Abajo tomamos una pista forestal que nos llevará hasta el Mirador de la Antigua, desde donde se puede contemplar una de las postales más famosas de Las Hurdes: el Meandro del Melero.Se trata de un meandro muy cerrado del río Alagón rodeado por un paisaje de montes y bosques. Las vistas desde el mirador son sencillamente espectaculares.
El río Alagón está regulado unos kilómetros más abajo por el embalse de  Gabriel y Galán. Dependiendo del caudal y de la estación se pueden ver diferentes versiones del meandro, cada cual más bonita.
Es uno de esos lugares, junto con el Chorro de la Meancera y el Chorrituelo de Ovejuela, que no podemos dejar de visitar cuando viajamos a Las Hurdes.
Volvemos a Riomalo de Abajo y hacemos una parada gastronómica para recuperar energías. Nuestro siguiente objetivo nos llevará a la  pequeña alquería de Las Mestas.

En Las Mestas encontramos en verano el Charco de la Olla, una piscina natural en el río Ladrillar.  Y en cualquier época del año nos espera el gigantesco Enebro de Las Mestas, Árbol Singular de Extremadura.A 15 minutos de Las Mestas, por la carretera SA-201, nos encontramos el  Parque Natural de las Batuecas, ya en Salamanca. En concreto, podemos visitar el entorno natural en los alrededores del Monasterio de San José
A unos 5km. de Las Mestas veremos a la izquierda un aparcamiento. Desde ahí parte un sendero muy bien preparado que sube hacia el monasterio siguiendo el curso del río Batuecas. Es un entorno natural precioso: las montañas, los paisajes, la vegetación, el río Batuecas con sus aguas frías y transparentes.. Es un lugar perfecto para pasar el día, hay rutas de senderismo que llevan a ver pinturas rupestres.Un poco más allá, por la SA-201, a unos 20-30 minutos, se encuentra la preciosa localidad salmantina de La Alberca. Pero esto ya sería para planificar uno o más días sólo para recorrer y disfrutar de esta zona del norte de Las Hurdes y del sur de Salamanca.
Nosotros damos por finalizado este sábado de aventuras y volvemos al alojamiento. Toca descansar y tomar una buena cena..
Domingo por la mañana. Habíamos hecho promesa de no pasarnos con el desayuno, pero hemos vuelto a fracasar, ¡estaba todo tan rico!.. Menos mal que tenemos planes para quemar calorías.
Hoy vamos a aprovechar para visitar otra de las maravillas naturales de Las Hurdes: el Chorrituelo de Ovejuela.
Ovejuela es una preciosa alquería de Pinofranqueado. Tomamos la EX-204 y a unos 3km. de Pinofranqueado (en dirección a Coria) aparece un desvío señalizado a la derecha hacia Ovejuela. Desde Pinofranqueado se tardan unos 20-25 minutos en coche.
Ya en Ovejuela, aparcamos el coche en la plaza para comenzar la ruta a pie. Podemos preguntar para ir al Chorrituelo o para ir a la zona de la piscina natural. Al final de la piscina natural hay que cruzar un pequeño puente y a partir de ahí comienza el sendero que nos llevará hasta el Chorrituelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario