viernes, 21 de abril de 2017

Tristán Corbiere

Ideal maniquí, comodín del señuelo,¡Eterno femenino!… plancha tus pañoletas:Siéntate en mis rodillas cuando lo ordene y dimeQué artimañas usáis, ángeles degradados.

Sé perversa y alégranos la hora desdichada,
Piafa con pie ligero los senderos abruptos.¡Arde, ídolo puro! ¡y ríe! ¡y canta! ¡y llora,Querida! ¡Y de amor muere!… en los ratos perdidos.
¡Ninfa de mármol! ¡vamos! sé soñadora ¡y frívola!Amante, ¡carne mía! hazte virgen, lasciva…Feroz y santa y torpe, buscando un corazón…
Sé la hembra del hombre, mujer, sirve de MusaCuando el poeta brama ¡en Alma, Espada y Llama!Y después –cuando ronque– ¡besa a tu Vencedor! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario